Qué hacer si te acusan de manipular el contador de la luz

En los últimos años se ha registrado un incremento de los usuarios de servicios como la electricidad que están recibiendo notificaciones por parte de empresa suministradora en la cual se les incrimina en un supuesto fraude de alteración de los contadores. Esta es una estrategia reprochable que han adoptado algunas compañías para obtener ingresos indecorosos aprovechándose de la inocencia de los consumidores.

Nadie duda de la existencia de consumidores estafadores que cometen todo tipo de delitos para ahorrar dinero en el pago de la factura de la luz, sin embargo, esto no es una excusa para que las compañías de distribución de energía eléctrica comiencen a emitir indiscriminadamente acusaciones aleatorias culpando a consumidores inocentes y honestos.

No he cometido este fraude

Si lamentablemente haz recibido la falsa acusación de que ha manipulado el contador del consumo de energía de tu vivienda debes saber que no eres el primer consumidor que es sorprendido con dicha imputación siendo completamente inocente, por lo que a pesar de que te encuentres molesto y preocupado te invitamos a que actúes de forma inteligente y paciente para que puedas obtener la justicia que mereces.

Si la compañía que te acusa de fraude no te ofrece pruebas del supuesto fraude eléctrico que ha cometido es muy probable que se trate de una inculpación arbitraria e injustificada, por lo que a continuación te explicaremos que debes hacer en este tipo de situación incómoda.

La llegada de la multa

Luego de recibir el documento o notificación en la cual te especifican que los electricistas autorizados de la compañía de distribución eléctrica han detectado irregularidades en el contador de tu vivienda, pasaran un par de días para que arribe a tu vivienda la ominosa factura que pretenden obligarte pagar a pesar de que dicha acusación sea infundada e injustificada.

La eléctrica utilizara un esquema preestablecido para cotizar el coste de la multa, el cual se basa en realizar un cálculo matemático dependiente del coste del kWh y de la potencia contratada por el cliente, cuantificando el coste anual de seis horas diarias de consumo.

En base al método utilizado para calcular el valor de las multas por los supuestos fraudes eléctricos, estas penalizaciones suelen tener un coste aproximado entre los mil y dos mil euros, por ello se enfatiza en la importancia de no permitir que la eléctrica nos impute arbitrariamente dicha decisión para no tener que pagar esta importante cifra de dinero.

¿Es falsa la acusación? Defiende tu inocencia

El primer paso que debes seguir para lograr demostrar tu inocencia ante esta falsa acusaciones dirigirte a las oficias de la compañía eléctrica y exigirles que te faciliten el informe o la investigación en la cual se encuentren las pruebas fotográficas y técnicas acerca del presunto fraude, de forma que puedas disponer de esta valiosa información que te permitirá defender tu integridad.

El procedimiento descrito anteriormente en ocasiones resulta intrascendente ya que muchas distribuidoras eléctricas suelen negarse a ofrecerle al consumidor las pruebas de la fraudulenta acusación, por lo que en este tipo de circunstancias debemos acudir a instancias de mayor grado como lo son la administración y los tribunales para llevar a juicio estas acusaciones.

Desgraciadamente, los procesos judiciales suelen ser lentos y pueden conllevar largos periodos de tiempo, por lo que se tendrá que pagar la multa o solicitar que dicho monto sea fraccionado para evitar que la compañía nos interrumpa el suministro de este servicio.

Sin embargo, luego de realizar este pago nos dispondremos a rellenar la planilla de demanda teniendo en cuenta que debemos contar con tres copias de este documento para entregar dos al juzgado y conservar una de las copias. Una vez revisada la demanda el juzgado nos contactara para iniciar el juicio en el cual solicitaremos la indemnización por el pago de la multa.