Sustituye tus tubos fluorescentes por tubos LED

Para sustituir la conexión de de luz es de suma importancia conocer el procedimiento de cambio a cabalidad y así evitar dañar tu lámpara o fuente de luz. Este proceso consiste en: asegurar el cableado de la lámpara eliminando la reactancia y el cebador para enchufar directamente los cables, correspondientes de la red eléctrica, a la toma de corriente ubicada en el extremo del tubo.

Si deseas realizar este cambio, aquí te dejamos sencillos pasos que debes seguir para realizar el trabajo de manera rápida y eficaz:

  1. Apagar el dispositivo a cambiar y asegurar que el equipo no tenga corriente para evitar daños mayores.
  2. Extraer el tubo fluorescente, con sumo cuidado para no dañarlo, e inhabilitar la reactancia y el cebador.
  3. Engranar   cada uno de los extremos del portalámpara a la fase y al neutro respectivamente.
  4. Verificar el buen funcionamiento de la lámpara

Reactancia y cebador

Al cambiar nuestros tubos fluorescentes nos deshacemos de la reactancia y el cavador, esto se debe a que los tubos LED no requieren estos elementos para encender de manera regular, cosa que los hace más eficaces y ahorrados pues sin la necesidad estos elementos se logra conservar la energía que los mismos consumían.

Los tubos fluorescentes son mecanismos lumínicos de vidrio que funcionan mediante la utilización de un gas, como materia principal, que al ser atravesado por electrones crea luz banca. Paro para que esto ocurra deben llevarse a cabo dos condiciones fundamentales:

  1. El gas debe estar a una temperatura muy elevado
  2. Los electrones deben poder atravesar el gas y viajar de un extremo al otro extremo del tubo en cuestión.

Cebador

Para lograr que la primera condición se dé es de suma importancia el cebador, pues es este el encargado de elevar hasta el punto necesario la temperatura del gas contenido en el tubo. El cebador, encajado en el portacebador será el que aporte la chisa necesaria para comenzar el proceso de iluminación.

 

Reactancia

Asimismo, se requiere la reactancia para elevar la tensión de 220V a 1000v para lograr el encendido y el funcionamiento del dispositivo fluorescente.

¿Por qué utilizar un tubo LED?


Si aún no estás completamente convencido de cambiarte de luz fluorescente a luz LED, aquí te dejamos las ventajas de esta fuente de iluminación:

  1. Ahorro energético: Las luces LED ahorran más del 50% que las luces convencionales, esto se debe a que al consumo de cualquier tubo convencional se le debe sumar el consumo eléctrico generado por la reactancia y las luces LED simplemente no requieren reactancia.
  2. Ahorro en mantenimiento: Los tubos convencionales implican la constante sustitución de cebadores y reactancias que no son necesarias en tubos LED.
  3. Ahorro en cambio de tubos: Un tubo convencional llega a durar entre 8.000 a 10.000 horas, mientras un tubo LED logra alcanzar hasta 50.000 horas, por lo que ahorrarás tiempo y dinero sustituyendo tus lumínicas. ( estos valores varian dependiendo de la calidad y las marcas de los tubos en cuestión)
  4. Son más resistentes: Los tubos LED están diseñados para aguantar más golpes, vibraciones, caídas y roces que otros tubos. Incluso, los tubos LED pueden ser desmontados, revisados y reparados ante cualquier incidente, cosa que es imposible con tubos convenciones.
  5. Tienen un menor consumo: Los tubos LED consumen menos energía que otros tubos . En promedio un tubo fluorescente de de 600mm-18W llega a consumir el doble de su potencia nominal a causa de la reactancia y el cebador, esto quiere decir un consumo total de 36W, mientras un tubo fuorescente de 600mm consume, a duras penas, 8 o 12 W.
  6. Rapidez de arranque : Los tubos LED funcionan con un sistema de arrancada inmediato y de ninguna manera este arranque afecta al tubo en sí pero por otro lado los tubos fluorescentes tardan hasta una hora en iluminar y encender varias veces en un día estos tubos acorta su vida útil.
  7. Ayudan a preservar el medio ambiente : Los tubos convenciones son elaborados con gases de mercurio y compuestos químicos que repercuten en el medio ambiente pero los tubos LED no necesitan de nada de esto para su perfecto funcionamiento.

 

¿Cada cuanto tiempo debo cambiar los tubos LED?

El cambio de los tubos LED dependerá de factores cómo: número de horas que permanece encendida la lumínica, días de uso de la misma, entre otros. Si deseas obtener un estimado personal, con respecto al uso de tu tubo ofrecemos asesoramiento en la materia en función de las características especificas del tubo LED en cuestión.

¿Cómo compró tubos LED?

Si deseas comprar tubos LED te recomendamos que tomes en cuenta todos los consejos que te hemos dado, pues estos te garantizaran la obtención de la mejor relación calidad-precio al adquirir un tubo LED. Y recordar siempre tener presente que el tubo a comprar cuente con todas las certificaciones requeridas (CE y RoHS).